jueves, septiembre 25, 2008

La Cuarentena y Los Peces


Hace unos días estaba leyendo el caso de un acuarista que no cuarentenó sus peces recién adquiridos y los introdujo sin más al tanque principal. El resultado fue desastroso. Los peces nuevos estaban enfermos y con el paso de los días, contagiaron a los demás. Tuvo muchas bajas y apenado contaba cómo sus queridos Discos habían caído uno por uno.

Siendo sinceros, ¿cuántos de nosotros cuarentenamos a nuestros peces nuevos?. Estoy seguro que un 90% no lo hace y me incluyo dentro de ése porcentaje. Creo que nos gana la emoción de ver de inmediato a nuestro nuevo inquilino paseándose por el tanque principal. ¡Qué aburrido es tenerlo en un acuario hospital y tenerlo bajo observación por semanas!. Dentro de un acuarito sencillo y sin chiste. A quienes no nos ha pasado nada grave, hemos corrido con suerte pero, el peligro de introducir una enfermedad a nuestro acuario principal por no cuarentenar peces recién adquiridos siempre está latente si no tomamos las medidas adecuadas. Veamos qué es la cuarentena.

La cuarentena consiste en mantener en observación al pez recién adquirido durante 2 o 3 semanas, antes de ingresarlo al acuario principal. No necesariamente son 40 días de aislamiento. ¿Con qué finalidad?. Evitar que el pez recién comprado infecte a los demás si es portador de alguna enfermedad. Hay que recordar que muchos de los peces pueden portar parásitos o llegan a tener alguna infección y contagiar a los demás peces. El acuario de cuarentena debe ser utilizado únicamente para éste fin y se debe tener precaución de no introducir objetos de éste a otros acuarios para evitar que posibles agentes infecciosos viajen y se propaguen. Objetos tales como sifón, red de captura, filtros, calentador, etc deben ser de uso exclusivo del acuario de cuarentena o enfermería.

El acuario de cuarentena u hospital puede ser de 10 o 20 galones de capacidad o bien, puede variar en relación al tamaño del pez. De ser posible debe estar sin sustrato para facilitar la limpieza, con algunas plantas de plástico o refugios para que les brinden seguridad, con un calentador, un termómetro, una piedra aireadora y un filtro de esponja con carbón activado. No es necesario tener iluminado el acuario aunque sí es de ayuda al examinar a los peces. Hay que evitar, eso sí, la iluminación fuerte ya que los puede estresar. Es necesario estar monitoreando los parámetros del agua con tests y mantener una excelente calidad de agua.

La temperatura del agua se recomienda que se mantenga entre los 27 o 28ºC y debe tener los mismos parámetros que el agua del acuario principal. Se recomiendan cambios parciales del 25% cada dos días con agua previamente tratada con anti-cloro.

Hay que observar detenidamente al pez ingresado en el acuario de cuarentena para detectar los síntomas de alguna probable enfermedad. De estar enfermo, se identifica la enfermedad y se procede a su tratamiento.

Una vez que el acuario de cuarentena sea desocupado, se procede a su desinfección inmediata.

El acuario de cuarentena u hospital lo podemos desinfectar usando 1 gota de cloro por cada 10 litros de agua. Repetimos la operación y lo dejamos secando al sol.


No hay comentarios.: